Malos tratos a mujeres

Cierta fiscal(a) de Madrid decía hace unos meses a sus tutorandas que aspiraban a entrar en la carrera profesional que 8 de cada 10 denuncias de malos tratos a mujeres ligadas a trámites de divorcio eran sencillamente falsas: las ponían ellas para partir con una notable e insuperable situación de ventaja a la hora del reparto de bienes y de la posesión (la guardia y custodia ni se discute, con raras excepciones) de los hijos en la práctica en exclusiva. El problema radica en que con la legislación, tal y como está en España, salvo casos muy evidentes o abogados que metan la pata resulta casi imposible demostrar esa falsedad: una mujer se hace un hematoma, denuncia al marido (o ex marido) y los vientos soplan a su favor. La prensa recoge hoy un caso que procede coger con cautela, sin posicionarse, ciñéndose a los hechos demostrados. Pero que los que estamos a pie de obra sabemos que lo más probable es que sea verdad, como otros tantos miles.

España es uno de los países con un índice más bajo en malos tratos a las mujeres (por detrás, por ejemplo, de Finlandia y Dinamarca). Aquí no resulta políticamente correcto ligar tales intolerables abusos a la emigración (que, en efecto, parece que ha hecho subir ese índice), y, desde luego, nadie quire ver, ni discutir, ni analizar otra de las causas al parecer importante: una ley de divorcio que consiste en que tú te quedas en la calle con cuatro cosas (tus calzoncillos y poco más) y yo me quedo con todo, incluyendo hijos y una buena parte de tu nómina. Y mientras eso no se quiera ni debatir amparándose en un feminismo de vía estrecha y cortedad mental continuarán los malos tratos. Que yo deploro y en absoluto defiendo, conste alto y claro.

Explore posts in the same categories: Sexismo

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

6 comentarios en “Malos tratos a mujeres”

  1. telmo Says:

    Cirtobal es cierto todolo que escribes, pero estás hablando de casos en los que influyen la maldad, la falta de educación y la incultura. Tanto en las falsa denuncias como en las verdaderas una de las partes o incluso las dos tienen una enquina hacia el otro, justificada o no, que llevan a un conflicto insuperable, y creo que no es la mayoria de los casos.
    Por mi experiencia, me atrevo a decir que en la mayoria de situaciones de separación la de perder siempre la tiene la mujer, por dos razones, su dificultad para empezar de nuevo y por que se quedan con los hijos. Al hombre en muchos casos solamente le afecta el elemento economico, tanto sea por voluntad propia , como aun queriendo participar de la educación de sus hijos, la justicia lo desampara. En definitiva es la mujer la que se hace cargo de esa familia que queda. Las mujeres deberian darse cuenta que los falsos malos tratos solamente sirven para adelantar los tramites
    SALU2

  2. Cristóbal Ramírez Says:

    Es bonito esto de leer opiniones discrepantes. Porque, personalmente, no sé ni un solo caso de divorcio (que sin duda habrá) en los que económicamente haya salido perdiendo la mujer. Porque sentimentalmente resulta imposible de evaluar. Y no, no es incultura. Las acusaciones falsas las hacen las incultas y las cultas (¿se puede afirmar esto mismo de los malos tratos que inflingen los hombres?). Sólo hace falta estar (justa o injustamente) resentida y éticamente más allá de una línea que yo entiendo que nadie debe traspasar, hombre o mujer.

  3. Manu Says:

    Hola,me llamo Manuel,en este momento estoy pasando por mi divorcio.Mi ex despues de estar mas de tres meses negociando un convenio regulador con un buen abogado que ella busco,y que supuestamente mediava entre los dos ,como no le parecia bien la tajada que sacaba ,ha decidido cambiar de abogado y lo primero que ha echo es ponerme una denuncia por malos tratos fisicos y sicologicos.Jamas he puesto la mano encima a nadie.Me siento vacio,como si fuera un delincuente ,me han apartado de mi hija no me puedo acercar por si acaso me vuelve a denunciar ,no justifico el mal trato a las mujeres ,ratifico vuestra opinion.no me inportan las cosas materiales,lo unico que quiero es ver a mi hija de cinco añitos.

  4. Cristóbal Ramírez Says:

    Mal de muchos consuelo de bobos, Manuel, ya lo sé, pero tu caso no es, ni mucho menos, el único. Así estamos (casi) todos. Sólo hay una solución para que sigas viendo con regularidad a tu hija de cinco años: absoluta serenidad. Nervios, gritos y follones te restan. Calma y paciencia suman. Buena suerte. Seguro que tu hija lo merece.

  5. Vanessa Says:

    Ya estoy cansada llevo sufriendo los malos tratos de la ex compañera sentimental de mi pareja.
    Ella le ha denunciado por malos tratos fisicos y psiquicos pero todo se resume a que despues de 8 años que lá dejó no ha superado nada.
    Le daba lo que queria, cumplió con todo lo que dijo el juez tiene a sus hijos todos los fines de semana, le paga la hipoteca, la luz 400 € la ultima factura, el agua, la comunidad etc, siempre por dinero en 2001 ya lo juzgaron por todo lo que ella dijo y ahora en 2008 quieren volverle a juzgar alegando que todo eso paso en 2003 cuando cambiaron las leyes, le piden 3 años de carcel y 3000 €. ¨No es justo las unicas personas que sufren todo esto son primeramente los niños, luego yo que ni pincho ni corto pero siempre me hice cargo de esos niños cuando le tocaban al padre y de mil amores pues son niños. Lo que mas me duele es que crean las lagrimas de cocodrilo de cualquier mujer y como los hombres no lloran que pasa que no sufren, deseo que todos los hombres hablen y que dejemos de ser cínicos e hipócritas seamos realistas la mayor manipuladora de la humanidad “La mujer”, y soy mujer. Suerte a todos los que algún día convivisteis con el Demonio.

  6. Cristóbal Ramírez Says:

    En fin, Vanessa, sólo resta la paciencia. El caso que vives es uno más entre miles. Te enfrentas a una de las dos leyes sexistas que hay en este país, y, desde luego, tienes las de perder. Así de crudo, así de claro. Aunque pierda en el juicio, volverá a denunciar por cualquier otra cosa, cierta o no, y no le pasará nada. Ni siquiera pagará las costas. O sea, que te costará dinero (abogado, procurador). Esto es lo que hay. Pero jamás hay que resignarse.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: