Nombres raros en España (¿y IV?)

Siempre queda algo en el tintero y siempre aparece algo nuevo. Los nombres y las modas sobre ellos cambian, por ejemplo. He conocido a personas bien mayores llamadas Honorina o Asirio, Rufino o Gracinda. Aladino o Salfira. Al igual que Sandalio, Felisardo, Juventina, Celedonia o Silesio, cuando fueron bautizados también les rebuscaron el nombre, puesto que alguno de esos es excepcional (Silverio, menos) y es de suponer que en su entorno social causarían tanta sorpresa como hoy sucede con otros.

Porque sorpresa tienen que llevarse los profesores de Yamunchi, y ya no digamos los de Jeymi Vanesa (¿cómo lo pronunciará?). Kimberly se pasará la vida aclarando que empieza por k y termina con y. En Valencia hay una Yulisa. María de las Piedras al menos lo pronunciará sin problemas cuando vaya al colegio en su Asturias natal…

Pero estoy convencido: aparecerán más, muchos más. Porque en este país vale todo. Aclaración final: ninguno de los padres de esos pequeños ciudadanos es inmigrante.

Explore posts in the same categories: Carácter español, Juventud

7 comentarios en “Nombres raros en España (¿y IV?)”


  1. Quedan mucho nombres raros más, pero ya te despachaste unos cuanto.

    Claro que en Castilla hay muchos Pios, Rigobertos, Sigot, Ulpiano Por dar algunos sin pisar to idea

  2. Cristóbal Ramírez Says:

    Seguro, pero yo lo que cuestiono es que hoy se le pueda llamar a un niño lo que a uno le dé la gana. Me parece un ejemplo más de descohesión social.

  3. Vane Says:

    Pues mi nombre es Jeims Vanessa, casi como el ke escribiste y para ser honesta prefiero llamarme asi en vez de llamarme Maria por ejemplo.. Tampoco hay que ser ridiculos al ponerle nombre a los hijos pero todos tienen derecho..

  4. Cristóbal Ramírez Says:

    Hola Jeims Vanessa, muchas gracias por tu comentario. ¿Puedo preguntarte cómo lo pronuncias? ¿Con j inicial o a la inglesa? Un cordial saludo


  5. Mi padre se llamaba Frumencio y fue bautizado en Fontioso, un pueblo de Burgos, en plena meseta castellana.

  6. Dionisio Says:

    Algunos de los que llamais NOMBRES RAROS son precisamente de épocas en las que los llevaron grandes personalidades. Otros que calificais como raros son sencillamente extravagantes por lo simples.
    Los que menciona Victor son nombres muy bien documentados de personajes de la época romana o medieval.Frumencio de un pueblo cercano al mío, fue apellido en época imperial romana.Lo llevaron 4 santos, entre bellos uno africano en el siglo V.
    Los extravagantes y simples, -en mi opinión- son los de ahora, los anteriores a mediados del siglo pasado, todos por raros que sean tienen fundamentos en personajes bíblios, históricos, literarios, cientificos, etc.

  7. Cristóbal Ramírez Says:

    Sin duda tienes razón, Dionisio. Sinceramente, no supe como titular el post. ¿Raros? ¿Estadísticamente minoritarios? ¿Simples? Lo de raros me pareció que vanían bien, pero en ningún caso le daba una connotación despectiva. Reconocerás que Frumencio es, en ese sentido, extraordinario. Yo diría que hay nombres desfasados en el tiempo (como ese, o Silenio, o…) y otros que no corresponden a nuestra cultura: Kevin, Sarai (muy abundante aquí, en Galicia), Axel, Yamunchi… Cierto es que con el tiempo cualquiera de esos puede integrarse y ser tan vulgar como José, pero yo entiendo que, dado el escaso sentido común imperante, habría que tener un listado de nombres admitidos. No vayamos a acabar con un Iuespostal… o, castellanizando, María de los Correos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: