Incendio en Vigo, país de irresponsables

En la madrugada del pasado sábado se registró un gran incendio en una enorme nave de 6.000 metros cuadrados de un área industrial cercana a la ciudad de Vigo. Un accidente como puede pasar en cualquier lado. El problema son las segundas partes: la contaminación que se generó en la cercana playa de Samil (espuma de hasta un metro de altura, mientras los pocos bañistas que quedan en septiembre seguían por allí) y las revelaciones de las últimas horas: de las 11 empresas que utilizaban esa nave tan sólo una tenía licencia. O sea, el permiso municipal para funcionar. Y no lo digo yo sino el alcalde de Vigo, Abel Caballero. Algunas de las otras 10 tenían la solicitud en trámites aunque, al parecer, todas funcionaban a pleno rendimiento sin que nadie dijese nada. Un total de 110 personas trabajaba en esos locales sin vigilancia con el añadido de que niguna de las 11 firmas disponía de medidas de seguridad contra el fuego, ni extintores ni detectores, a pesar de que por ejemplo una (la legal, donde se originó el fuego) almacenaba detergentes.

Las preguntas que se repiten en la calle son las evidentes: ¿Dónde estaban los inspectores municipales? ¿Cuántas empresas más hay así, en la nebulosa pirata? La atrasada España donde los irresponsables crecen más que la hierba sigue viva. Y goza de buena salud, según se ha visto en Vigo.

Explore posts in the same categories: Carácter español, Medio Ambiente

5 comentarios en “Incendio en Vigo, país de irresponsables”

  1. César Says:

    Es la Galicia del «ti vai facendo» y el «dalle». Lo llevamos en nuestra cultura ciudadana. Los culpables no son los políticos (fiel reflejo deformado de nuestras bondades y miserias), sino la sociedad en pleno.

  2. Cristóbal Ramírez Says:

    Completamente de acuerdo


  3. Todo eso que contáis se queda pequeño comparado con lo sucedido en mi pueblo. Un polígono industrial, el de O Morelle, en una nave fantasma, construida para la venta, algo que esta prohibido, creo que por un plazo de 20 años, apareció llena de un desconocido material, que se decantó por amenazar romper los muros de la edificación. No se sabe de donde vino el material, si era contaminante o no, fermentar fermentó y fuertemente, basura era. Tampoco se sabe de donde salieron los fondos para pagar el traslado,a Sogama, fueron varios camiones, ni tampoco se sae hoy quienes son los propietarios de la nave. Lo más sobresaliente es que la prensa acreditada dío las primeras noticias pero no siguió el caso. Veremos lo que sucede como en el caso de Vigo, de momento mucho más grave que lo de Sarria, pero que se muestras ambos como funciona la administración de esta nuestra querida Galicía. El pueblo gallego es muy bien mandado, a veces se le mean dice que llueve, pero si le dan ejemplos los de arriba los toma al dedillo.

  4. Cristóbal Ramírez Says:

    ¡Maravilloso! ¡Pues bien estamos…!


  5. […] tratado de ciencia política galaíca y en cualquier radiografía sobre nuestro pequeño gran país de irresponsables, como bien lo define Cristóbal […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: