190.000 niños sin clase en España a causa del viento: una vergüenza más que añadir a la lista

La Consellería de Educación (ministerio autonómico) de Galicia ha decidido a última hora de ayer avisar por SMS a los profesores de enseñanza infantil, primaria y secundaria de las provincias de A Coruña y Lugo de que hoy no hay clase. Por emplear la expresión -poco educada- española, con un par. En total, cerca de 190.000 alumnos se quedan de repente en sus casas y 820 centros permanecerán cerrados. ¿La causa? Que para hoy se prevén fuertes vientos en esas provincias que pueden alcanzar los 140 kilómetros por hora. Un dato éste que se sabía por las agencias meteorológicas oficiales poco antes de las 10 de la mañana de ayer, pero que la Consellería de Educación prefirió ignorar… hasta que era noche bien cerrada.

La reflexión es inmediata y lógica: ¿cómo hacen los finlandeses, números uno en el informe Pisa y que tienen unos inviernos con nieve, viento y temporales de toda guisa? ¿Y los noruegos, en cuyas costas el mar bate que ríase usted? ¿Y los suecos del sur, de esa maravillosa región plana que es Escania y donde el viento arrasa ahora mismo? ¿Y los habitantes de Odense, que siguen acudiendo a sus trabajos en bicicleta con un frío de rayos? Esos analfabetos de países atrasados, en fin, ¿por qué no toman nota de lo que se hace en el noroeste español?

Hay dos argumentos que se van a escuchar a lo largo del día de hoy: uno, que es por el bien de los niños; el otro, que no hay medios ante una contingencia de este estilo. El primero es demagógico en un país donde millones de infantes van todos los días en los autobuses escolares sin cinturón, por la sencilla razón de que no es obligatorio disponer de ellos, algo que a los padres les trae sin cuidado porque más de la mitad de los que son transportados en vehículos privados circulan sin cinturón ni nada que se le parezca.

El segundo es cierto: todo el mundo protesta cuando hay nieve o temporal y argumenta que dónde están los medios, las máquinas. Eso sí, de pagar impuestos para comprarlas, nada de nada. Que vengan las transferencias que nos hacen alemanes, daneses, suecos o finlandeses vía Bruselas.

200.000 niños sin clase y en las cercanías de Santiago de Compostela sopla una pequeña brisa que me ha permitido dar una vuelta y disfrutar de esta noche cálida. Por acabar con otra frase española: otra vergüenza torera.

Explore posts in the same categories: Carácter español, Enseñanza Media, Finlandia, Noruega, Suecia

One Comment en “190.000 niños sin clase en España a causa del viento: una vergüenza más que añadir a la lista”

  1. Begoña del Barrio Says:

    Pues a mi me parece que fue una decisión acertada, a la vista de lo que ha ocurrido en otras comunidades afectadas por ese viento. Y en honor a la verdad, hay que decir que aquí en Finlandia jamás sopla el viento con esa fuerza. Las condiciones climáticas de este país son bastante benignas, comparadas con las de España, de verdad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: