Archive for the ‘América Latina’ category

A divorciarse en internet

agosto 20, 2009

Los tiempos corren que vuelan, por emplear una vieja frase española: Brasil, hasta ahora en la cola y ahora país que despunta como potencia regional, podría tener el divorcio más tecnológico del mundo: un click en internet y ya está usted libre de la parienta o el pariente que tanto le ha hartado. Sin verse la cara, sin tensiones, sin insultos.

No es una broma: es una iniciativa legislativa en ese país sudamericano que, de prosperar (en estos momentos está en trámite en el Senado), las parejas que no tengan hijos pueden disolver tan rápidamente su vínculo de mutuo acuerdo. Su impulsora, la senadora Patricia Saboya, lo tiene claro. Se trata de limitar “las discusiones y los enfados innecesarios”, amén de que se reduce el coste de la separación. El presidente de la Comisión de Tecnología e Información del Consejo Federal de la orden de Abogados de Brasil la apoya, lo cual no es poco. Eso sí, los abogados no pierden comba ni sueltan la apetitosa presa: en cualquier caso, seguirán haciendo falta para que el proceso llegue a su justo término.

Carlos Basso y “Los pasos perdidos de Shakespeare”: un libro decepcionante

enero 17, 2009

Pocas veces tiene un lector la oportunidad de encontrarse ante un argumento tan original como el que desarrolla el escritor chileno Carlos Basso (1972). Unir a Arthur Conan-Doyle, Julio Verne y Joseph Bell (el médico que inspiró el personaje de Sherlock Holmes), amén de Houdini y alguno más, en un thriller es una idea brillante que, por el mero hecho de serlo, plantea serias dificultades que sólo un escritor con inspiración y oficio es capaz de desarrollar con éxito. No es el caso.

Cierto es que la biografía de la solapa es de las que alertan, porque nadie serio deja que le pongan un indeterminado “ha trabajo en diversos medios y ha sido premiado por su tarea” . ¿En cuáles? ¿Lo despidieron? ¿Quién lo premió? ¿Con quién? En el mundo actual de la literatura todo eso vale… si hay quien lo trague. Por lo general, destrás de frases de ese estilo hay simplemente la nada.

Pero tras un comienzo prometedor el libro se pierde en la nebulosa, en la repetición y en el suceso en lenta cascada de una acción sin sentido y mal planteada tras otra. Una lástima. Pero, ¿qué se va a esperar de alguien que pone en la solapa su web y, cuando se visita, está hackeada olímpicamente sin que pase nada?

Salvador Allende, 35 años en el recuerdo

septiembre 11, 2008

Hoy, 11 de septiembre, se cumplen 35 años del golpe de Estado de Chile protagonizado por Augusto Pinochet, quien sería a partir de ese momento dictador implacable, genocida, impulsor de torturadores, provocador de desapariciones. Un hombre que, junto con tantos otros –Hitler, Franco, Mussolini…- ya tiene un lugar en el capítulo de los horrores de la Historia.

Se cumplen, por lo tanto, 35 años sin el presidente socialista Salvador Allende, asesinado en el asalto al Palacio de la Moneda mientras defendía la Constitución democrática.

Los medios de comunicación casi no recuerdan el aniversario. Público, de izquierda, es el más explícito, que entrevista al que fue subdirector general de Presupuestos con Allende e incluye un artículo de opinión del escritor Luis Sepúlveda.

“¿Y Julio López?”

agosto 31, 2008

América Latina es una realidad que está ahí. Julio López es una persona que no está aquí. Lo secuestraron en el 2006, no en plena dictadura, por investigar ser acusador principal en un juicio contra los asesinos de hace 30 años, y al menos la suerte de 62 presuntos torturadores dependía de su testimonio. Y lo curioso es que desapareció como por arte de magia y nadie sabe nada de él. Por eso la Liga Argentina de Derechos del Hombre ha organizado una campaña para que todos los periodistas de ese país, en sus actos de trabajo, suelten la pregunta “¿Y Julio López?”. El interlocutor, el que sea, algo tendrá que decir. Porque lo que resulta inadmisible es que ninguna autoridad sepa nada, lo cual replantea el papel del ejército en un país nominalmente democrático como es Argentina. Una vergüenza.