Lenguaje sexista

Publicado noviembre 23, 2009 por Cristóbal Ramírez
Categorías: Castellano, Lengua española, Sexismo

Me han mandado una de esas circulares que inundan internet y los correos electrónicos. No suelo hacerles caso, con excepciones. Este es una de ellas, que reproduzco textual cortando párrafos enteros porque es larga. Conste: estoy totalmente de acuerdo:

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir, “existente”.  ¿Cuál es el del verbo ser? Es “el ente”, que significa “el que tiene entidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la  persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a éste la terminación “-nte”.

  Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”,  independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción. De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no “dirigenta”; “residente”, o “residenta”

 …  os propongo que paséis el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no “ignorantas semovientas”, aunque ocupen carteras ministeriales).

 Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociadoen defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!

Anuncios

Luis Buñuel visto por su viuda

Publicado septiembre 14, 2009 por Cristóbal Ramírez
Categorías: Carácter español

No es oro todo lo que reluce, pero el mundo del cine tiende a transformar la visión serena. Así, a un señor que haga buen cine (o lo que se considera bueno, vaya usted a saber) se le disculpa todo y se le endiosa. En las Memorias de una mujer sin piano, editadas ya casi hace una década pero que ahora vuelven a andar por ahí, la viuda de Luis Buñuel, Jeanne Rucar, deja claro su amor por el director pero deja también perlas como estas:

Una mañana… se me ocurrió pasar a saludarlos. Ana María había salido y charlé un rato con Gustavo antes de volver a casa. “Vengo de casa de los Pitaluga, Gustavo te manda recuerdos”. Luis se puso blanco de rabia. “¿Qué me dices, Jeanne? ¿Te acostaste con él?”

Tras la negativa, Luis no me contestó. Subió a su habitación a buscar una pistola, bajó con ella y delante de mí llamó a Gustavo. “Gustavo, voy enseguida a tu casa para matarte”. Gustavo consiguió calmarlo finalmente no fue muy fácil.

La cosa debía de tener su miga, porque afirma que Luis era bueno conmigo. Me cuidaba; supo amarme. Nuestro matrimonio duró 50 años… Nunca pensé divorciarme. Luis era celoso, dominador, pero tierno también.

El caballero pertenece al capítulo de armas tomar, aunque ello no quita para que no todo el mundo esté de acuerdo con que alguien cuente con pelos y señales cómo era la vida en común: En cuanto nos instalamos juntos en Madrid puso la norma siguiente: él podía recibir a sus amigos en casa, yo no… Luis y sus amigos se encerraban en el bar y la mayoría de las veces me pedía que les dejara solos.

O ahí va otro párrafo:

Cuando yo salía tenía que estar de vuelta a casa a las cinco en punto. Él, siempre, me esperaba en la puerta. Si llegaba algunos minutos tarde, me regañaba. Mis actividades le daban celos: no me permitía tocar el piano o me prohibía la gimnasia, que practicaba antes de conocer a Luis. Y cuando los hijos se independizaron y descubrí la encuadernación, también me lo prohibió…

En dineros, más de lo mismo: Si me hacía falta, se lo pedía a Luis. Abría su cartera y me lo daba.

No hacen falta muchos comentarios más sino repetir que idolatrar a alguien por su profesión no lo convierte automáticamente en una buena persona. Al menos no en una buena pareja. Porque aguantar al tal Luis Buñuel, del que dice que fue un buen cineasta, tiene su miga…

Divorcio: el juez Francisco Serrano intenta poner coto a la explotación económica del ex marido

Publicado septiembre 7, 2009 por Cristóbal Ramírez
Categorías: Divorcio

Lo que sigue a continuación es la reproducción, textual, de la agencia de noticias OTR/Press:

OTR/PRESS – SEVILLA
En las rupturas familiares, suele ser la mujer la que se queda con la vivienda que hasta entonces compartía la pareja.

El juez y presidente de la Asociación Española Multidisciplinar de Investigación sobre Interferencias Parentales (ASEMIP), Francisco Serrano, defiende modificar la ley que regula esa adjudicación, que según afirma, responde a un feminismo que “no apuesta por la igualdad, sino por una nueva desigualdad basada en el resentimiento y en una falsa ideología de la discriminación de género”, busca “el propio beneficio” y “repercute en la salud de los hijos”. Francisco Serrano ha propuesto la redacción de un nuevo texto del artículo 96 del Código Civil en lo que se refiere a la atribución del uso de la vivienda para evitar “privilegios” de género y situaciones de “injustificable” discriminación

 

Y esta es, al parecer, la sentencia que da motivo a la noticia anterior. La fuente parece fiable.

El túnel semeja infinito, pero parece que comienza a verse una tenue luz al final.

Comienza el nuevo boom del Camino de Santiago

Publicado agosto 26, 2009 por Cristóbal Ramírez
Categorías: General

Avalancha de personas andando por el Camino de Santiago. Estamos en verano, y eso no es anormal. Pero ya se empieza a pulsar un nuevo boom que explotará en el 2010, Año Santo según la iglesia católica y, por lo tanto, Xacobeo laico. La cosa ha llegado a Estados Unidos hace tiempo de la mano de George Greena, gran hispanista, amigo de Galicia e impulsor de la activa American Pilgrims. Ahora, la PBS, una de las televisiones públicas de aquel país, está trabajando en un documental sobre las vivencias de los peregrinos. Con Lydia Smith a la cabeza, que se pasó dos meses en el Camino Francés, el equipo multirracial y multidisciplinar se vio metido en una vorágine creativa que les cambió todos los planes.

Por encima de la anécdota, la cosa está clara: va a haber avalancha de personas, cientos de periodistas incluidos.

¿Cuánto papel higiénico gasta usted al año?

Publicado agosto 23, 2009 por Cristóbal Ramírez
Categorías: General

Hay noticias curiosas que se agotan en sí mismas. Que aparentemente no valen para nada, vaya, aunque al sector industrial implicado sí que les interesen. Por ejemplo, ¿sabe un danés, una finlandesa, un británico, uno de Ávila o un lector cualquiera cuanto papel higiénico gasta al año? Es difícil que alguien conteste que sí. Pues acabamos de saber que cada hogar español consume 106,6 kilos de papel higiénico al año, y que los gallegos y los vascos son los que más se afanan en ese consumo. Pero también ha debido de llegar la crisis a los cuartos de baño, porque en los últimos 12 meses (a 30 de junio) el consumo se redujo un 2,4%. Claro que en dinero se ha gastado de promedio un euro más que en el 2008: 24,6 euros por hogar, algo que se debe al incremento de los precios.

Ese pequeño rollo que todos tenemos en nuestras casas forma parte de un mercado que mueve en España 363 millones de euros anualmente, lo cual representa el 46% del negocio total de la celulosa del hogar (en el que figuran totallitas humedecidas, rollos de papel de cocina, servilletas y pañuelos, los vulgares clínex).

Las cifras las facilita TSN Worldpanel, que asegura que los habitantes de Castilla-León son quienes menos tiran del rollo: menos de 100 kilos.

A divorciarse en internet

Publicado agosto 20, 2009 por Cristóbal Ramírez
Categorías: América Latina, Divorcio

Los tiempos corren que vuelan, por emplear una vieja frase española: Brasil, hasta ahora en la cola y ahora país que despunta como potencia regional, podría tener el divorcio más tecnológico del mundo: un click en internet y ya está usted libre de la parienta o el pariente que tanto le ha hartado. Sin verse la cara, sin tensiones, sin insultos.

No es una broma: es una iniciativa legislativa en ese país sudamericano que, de prosperar (en estos momentos está en trámite en el Senado), las parejas que no tengan hijos pueden disolver tan rápidamente su vínculo de mutuo acuerdo. Su impulsora, la senadora Patricia Saboya, lo tiene claro. Se trata de limitar “las discusiones y los enfados innecesarios”, amén de que se reduce el coste de la separación. El presidente de la Comisión de Tecnología e Información del Consejo Federal de la orden de Abogados de Brasil la apoya, lo cual no es poco. Eso sí, los abogados no pierden comba ni sueltan la apetitosa presa: en cualquier caso, seguirán haciendo falta para que el proceso llegue a su justo término.

“Cualque” no es nada moderno

Publicado agosto 19, 2009 por Cristóbal Ramírez
Categorías: Castellano

Las clases han comenzando en Escandinavia. Huelgan comentarios, sobre todo teniendo en cuenta el lugar en que aparecen en el Informe Pisa los alumnos de allá y los de acá. Una profesora me dice que en sus vacaciones en España ha oído varios vocablos nuevos, y entre ellos “cualque”. Lo atribuye a los jóvenes, claro, y a la manía o tendencia a acortar todo. Y se equivoca. Viene como anillo al dedo un pequeño articulito que recientemente publicó el estudioso y divulgador Pancracio Celdrán, y que yo me limito a reproducir, agradeciéndole la clarificación que también le vendrá muy bien a la profesora finlandesa:

“Cualquier” es apócope de “cualquiera”. En singular decimos “cualquiera”, “cualquier”, y en plural “cualesquiera”, sin variación de género. La forma apocopada no necesita concertar con su género: “cualquier alumno, cualquier alumna”. Como arcaísmo emplea Cervantes la forma “cualque” y como muestra de la pervivencia del viejo término dice la jota oída en Corella: “Cualque día en cualque calle / cualque toro en cualque esquina / te ha de dar cualque cornada”.

Pues eso, todo menos voz nueva.