Archivos para enero 2009

En España no se puede objetar a Educación para la Ciudadanía

enero 28, 2009

Hace tan sólo unos minutos, y por 22 votos contra 9, el Tribunal Supremo de España ha decidido en sentencia que los padres no tienen derecho a objetar a la asignatura Educación para la Ciudadanía, polémica donde las haya y rechazada hasta ahora por toda la derecha política y la Iglesia Católica. En el triunfo de la tesis vencedora ha pesado el hecho de que, de haber decidido en contra, se abría una puerta a objetar no sólo en el terreno de la educación sino en otros muchos más. La decisión permite aventurar que la polémica se recrudecerá en los próximos días, cuando se conozcan los votos particulares. Además, ahora hay que integrar en las clases normales a aquellos alumnos (pocos, muy pocos) que se ausentaban de ellas cuando comenzaban.

Más del voto emigrante: el PP utiliza artes poco éticas

enero 28, 2009

Como si nos hubiéramos puesto de acuerdo, el blog de César Rodríguez y éste tratan hoy de lo mismo: del descarado anuncio del PP (vía correo electrónico que no tiene desperdicio, como recoge Domingos Sampedro en su blog) de que para acudir a su mitin en Buenos Aires hay que presentar el pasaporte. Y es que se acercan elecciones (1 de marzo) y votan los inmigrantes. Hasta ahora, por el sistema del pucherazo. A partir de ahora, con fotocopia del DNI. Algo es algo.

Pero conviene recordar que hace poco más de 24 horas era el propio PP el que hablaba de que presentar tal fotocopia era… ¡incitar al pucherazo! Se ha olvidado de que el zorro no puede cuidar el corral. Y, sobre todo, de que mientras hace tan torpes movimientos políticos el PSOE y el BNG, ahora en silencio, se frotan las manos.

De nuevo el voto de los emigrantes

enero 27, 2009

Vienen elecciones en Galicia y vuelve a saltar la polémica del voto de los emigrantes, como bien apunta César Rodríguez en su blog. Hasta ahora se votaba a la buena de Dios, con el resultado de que no se pedía ninguna identificación y, así, lo de menos era votar dos veces (que se podía hacer acudiendo a dos colegios electorales), sino incluir papeletas por los muertos. Al más puro estilo siciliano pero sin pistolas, vayas. O sea, una república bananera.

Y desde siempre el voto emigrante fue no sólo decisivo, sino mimado por todos por razones obvias: con el trabajo para conseguir un sufragio uno volvía de Buenos Aires (que es donde está la mayor colonia gallega en el exterior) con tres. Una bicoca, vaya.

Tras dejarlo para el final, ahora se exigirá fotocopia del DNI para poder votar. Algo es algo, pero ya el PSOE ha mostrado su desacuerdo porque ello, claro, perjudica el río revuelto que existió hasta ahora. El presidente socialista de Galicia, Emilio Touriño, fue el más listo de todos porque dejó a su partido en la estacada y que digan lo que quieran. El PP habla de pucherazo (que ya es tener escasa memoria histórica: gobernó durante 15 años y hasta hace sólo 4 escasos). Y los nacionalistas del BNG por lo menos han sido coherentes con lo exigido desde la oposición y no se dan aún por satisfechos.

Lo dicho: de república bananera o congoleña. Sin sangre, por suerte.

Educación para la Ciudadanía: asalto final

enero 26, 2009

Por si fuera poco lo que está cayendo, el Tribunal Supremo comenzó hoy sus deliberaciones sobre la legalidad o ilegalidad de la objeción de conciencia a la asignatura obligatoria Educación para la Ciudadanía, duramente cuestionada por la derecha social, por la Iglesia Católica y por el Partido Popular. Se trata de dilucidar si es legal que una minoría de padres objete y haga que sus hijos no acudan a esas clases.

Educación para la Ciudadanía es, desde luego, una asignatura polémica, muy polémica, que incluso asienta como verdades absolutas hechos o situaciones que son muy discutibles. La adopción de niños por parejas homosexuales, por ejemplo, un tema en el que no hay un mínimo consenso básico y que tampoco puede presentar un recorrido histórico que demuestre que esos niños son o no son bien aceptados en los centros de estudio y acaban siendo o no siendo personas marginadas o integradas.

Con independencia de las posturas firmes e intransigentes en uno u otro sentido (da la impresión de que cuantitativamente la derecha que lo tiene claro es muy superior a la izquierda que lo tiene claro), de una manera muy tímida lo que se puede denominar centro social ha advertido del temor a que, de ser legal la objeción, se abra una puerta a una rebelión al pago de ciertos impuestos, o a la objeción a alguna otra asignatura.

La variedad de textos que existen para impartir esa asignatura no contribuye a serenar el debate. Necesario, y mejor que sin ideologizar hasta el extremo, como ha sucedido. Porque, en efecto, un elevado porcentaje de la población española no se siente cómoda con esa asignatura. No sólo los estrambóticos del PP valenciano que ordenaron impartirla en inglés en un país en el que casi nadie habla inglés, con la intención de que nadie entendiera nada, sino tampoco sectores liberales que no se atreven a abrir la boca porque no es políticamente correcto. Y así están las cosas.

La Iglesia Católica monta en cólera

enero 25, 2009

“Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida”. Este es el lema que llevan varios autobuses en Barcelona y Madrid, y que se pretende que lleguen a Sevilla, Valencia, Málaga, Santiago, A Coruña y Vigo. El presidente de la Confederación Episcopal Española y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela (encuadrado en el sector más duro y derechista de la Iglesia Católica), ha montado en cólera.

Para Rouco Valera, es “un abuso” aprovechar los autobuses “para hablar mal de Dios ante los creyentes”, algo que asombró porque los vehículos simplemente plantean la duda de la existencia divina, inclinándose respetuosamente por el no. “Desfigurar la verdad de Dios, mofarse de su amor, significa en realidad perjudicar la causa del hombre”, continuó, en una alocución cuyo fondo es igual al de los islamistas.

La cólera de la Iglesia Católica es bien conocida en España. No hay que remontarse a la Inquisición, sino a la guerra civil para recordar su firme apoyo a las ejecuciones masivas e ilegales de los vencedores, algo de lo que todavía no ha hecho acto de contrición. Curioso, ¿no?

190.000 niños sin clase en España a causa del viento: una vergüenza más que añadir a la lista

enero 23, 2009

La Consellería de Educación (ministerio autonómico) de Galicia ha decidido a última hora de ayer avisar por SMS a los profesores de enseñanza infantil, primaria y secundaria de las provincias de A Coruña y Lugo de que hoy no hay clase. Por emplear la expresión -poco educada- española, con un par. En total, cerca de 190.000 alumnos se quedan de repente en sus casas y 820 centros permanecerán cerrados. ¿La causa? Que para hoy se prevén fuertes vientos en esas provincias que pueden alcanzar los 140 kilómetros por hora. Un dato éste que se sabía por las agencias meteorológicas oficiales poco antes de las 10 de la mañana de ayer, pero que la Consellería de Educación prefirió ignorar… hasta que era noche bien cerrada.

La reflexión es inmediata y lógica: ¿cómo hacen los finlandeses, números uno en el informe Pisa y que tienen unos inviernos con nieve, viento y temporales de toda guisa? ¿Y los noruegos, en cuyas costas el mar bate que ríase usted? ¿Y los suecos del sur, de esa maravillosa región plana que es Escania y donde el viento arrasa ahora mismo? ¿Y los habitantes de Odense, que siguen acudiendo a sus trabajos en bicicleta con un frío de rayos? Esos analfabetos de países atrasados, en fin, ¿por qué no toman nota de lo que se hace en el noroeste español?

Hay dos argumentos que se van a escuchar a lo largo del día de hoy: uno, que es por el bien de los niños; el otro, que no hay medios ante una contingencia de este estilo. El primero es demagógico en un país donde millones de infantes van todos los días en los autobuses escolares sin cinturón, por la sencilla razón de que no es obligatorio disponer de ellos, algo que a los padres les trae sin cuidado porque más de la mitad de los que son transportados en vehículos privados circulan sin cinturón ni nada que se le parezca.

El segundo es cierto: todo el mundo protesta cuando hay nieve o temporal y argumenta que dónde están los medios, las máquinas. Eso sí, de pagar impuestos para comprarlas, nada de nada. Que vengan las transferencias que nos hacen alemanes, daneses, suecos o finlandeses vía Bruselas.

200.000 niños sin clase y en las cercanías de Santiago de Compostela sopla una pequeña brisa que me ha permitido dar una vuelta y disfrutar de esta noche cálida. Por acabar con otra frase española: otra vergüenza torera.

Bofetadas y bofetones

enero 21, 2009

Dice Pancracio Celdrán, que de eso sabe mucho, que bofetada proviene de bofete, “y en última instancia del verbo bofar con el significado de soplar“. En documentación del siglo XV ya se citan bofetadas, aunque bofetón es posterior, y el mencionado autor habla de 1547.

Así que a Pancracio Celdrán le corresponde el mérito de contestarle a la profesora danesa que me ha preguntado, no a mí.